martes, 9 de agosto de 2016

Entrevista a Ouka Leele

Ouka Leele no necesita presentación. Esta artista, pintora, fotógrafa y poeta revolucionó el panorama artístico español con su personalísima visión. Protagonista de la llamada «Movida Madrileña» al inicio de la década de 1980, compartió estudio, días y noches con Javier Mariscal, Ceesepe, Alberto García-Alix y Pedro Almodovar.

Su obra se ha expuesto en ciudades como París, Londres, Tokio, Colonia o Nueva York y recibido numerosos premios y reconocimientos entre los que se incluyen el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid en 2003, el prestigioso Premio Nacional de Fotografía en 2005 y la Medalla de plata de la Comunidad de Madrid en 2012.



Esta increible mujer también es una activa defensora de los derechos humanos. Su película corta PourQuoi? (2012) denunció el feminicidio que sufren las mujeres en la República Democrática del Congo, visibilizándolo y le dio voz a Caddy Adzuba, quien recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014 por denunciar ese uso indiscriminado de la violencia sexual contra las mujeres como arma de guerra y la relación entre el comercio ilegal del coltán y el conflicto.

En 2016 donó su obra Silencio para Aliadas, una exposición organizada por la ONG Alianza por la Solidaridad. 59 grandes artistas contemporáneos de prestigio nacional e internacional, entre los que se encuentra Ouka Leele, cedieron para la exposición 60 obras de manera totalmente altruista concientes de que todos los beneficios obtenidos con su venta se destinarían a financiar proyectos de Alianza en la Casamance, una zona entre tres países (Senegal, Gambia y Guinea Bissau) para facilitar el acceso a la titularidad de la tierra a las mujeres, promover la producción agrícola y ganadera sostenible y favorecer la generación de sus ingresos.



Un medio informativo tergiversó el mensaje de la exposición afirmando que las obras centraban su imaginería en la sangre menstrual utilizándola como reclamo, «un recurso habitual en casi todas las ilustraciones e incluso en fotografías. Una mujer incluso huele su dedo lleno de sangre». Esa fotografía es Silencio, una imagen impactante que habla, como explica Ouka Leele en esta entrevista, del silencio de las víctimas, del origen de la violencia en los hogares, de la naturalidad con la que vemos las guerras y el sufrimiento que generan.



No hay comentarios:

Publicar un comentario