lunes, 18 de enero de 2016

Depredación

Luis Royo



















Dos bestias enjauladas
que se observan.

Midiendo
las fuerzas.

Gotea en los colmillos
la sangre de otras presas
pero
        el hambre
                          aprieta.

Arqueo la espalda,
la tuya se tensa.

Se humedece mi sexo,
se humedece tu lengua.

Me tumbo
                  abierta.

Quiero desollarte,
saborear tu esperma,
depredarte
con las fauces abiertas.

Romper
              las
                    cadenas.

Esta pequeña muerte
que nos libera.


Brenda B.Lennox © 



No hay comentarios:

Publicar un comentario