lunes, 2 de febrero de 2015

Cenizas





Te ofrecí el Edén
y le prendiste fuego,
portador de la aurora
¿cómo no supe verlo?

Brenda B.Lennox ©  




Imagen de Luc Viatour

2 comentarios:

  1. Estos versos encierran una
    gran tragedia, me encantan.

    PD: Te he querido seguir pero no tienes
    la opción. He visto que eres escritora de literatura erótica.
    Acabo de subir un fragmento de mi novela
    no sé si es erótica, más bien yo la prefiero llamar
    sexual como la vida misma, algo real y natural
    aunque muchas personas no lo vean así.

    Si puedes te pasas, será interesante saber tu opinión.

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una tragedia, sí, por desgracia.

      Supongo que te refieres a seguir por blogger. Cambiaré eso, mi blog apenas está en pañales.

      Yo tampoco sé si es erótico o no lo que escribo, las discusiones sobre los límites entre erótico y pornográfico son bizantinas. Seguro que muchos piensan que es una cosa, otros otra y otros que no merece llamarse literatura. Escribo porque me sale de las entrañas,con que llegue a otros, me conformo.

      Me pasaré por tu espacio a leerte.

      Un saludo.

      Eliminar