lunes, 1 de diciembre de 2014

Calor, relato de la Otra



Will Santillo


Podría justificar mis salidas furtivas con la visita a alguna amistad. Pero no me apetece. Estoy caliente y enferma de orgasmos. Dos manos, cuatro manos, seis manos no me sacian. Es todo o nada en este verano español. Salgo de caza una vez más. Qué eclosión de hormonas me persigue, que fuego avivado sediento de piel y tacto. Tanto sudor y tanta ansia restregándose con otro. Lamer y gemir, eso quiero.




4 comentarios:

  1. Guau... Puro fuego!
    y eso que aún es diciembre... ;)

    ResponderEliminar
  2. Seducido por tus letras he caído en el mar más profundo, aquel dónde la sal emerge a gemidos...

    ResponderEliminar
  3. A pesar de que todo lo que publico lo siento como mío, este texto, como digo al principio, es de http://sialaotra.blogspot.com.es/.

    ResponderEliminar
  4. Un deseo desenfrenado que busca ser saciado...
    Bss

    ResponderEliminar